septiembre 23, 2020

¿Es bueno depender tanto del correo electrónico en las empresas?


Porque aun pasamos todo el día en el trabajo revisando el Correo Electrónico

Para muchos empleados en el mundo su rutina de trabajo comienza con la revisión de los correos electrónicos, eliminar todo aquello que esté en la bandeja de Spam luego de verificar y dar respuesta a los correos más importantes que se encuentren en la bandeja de entrada. Además, es muy probable que este proceso se repita varias veces en el día si las bandejas están llenas o se espera una información significativa.

 

Enlaces que podrían interesarte

Principales servicios de correo…

 

Pues todo empleado debe mantener la comunicación de la empresa ordenada sobre todo si el correo electrónico es su herramienta principal; este proceso de revisión no se puede hacer de manera rápida y si le une a esta revisión el síndrome del trabajador ocupado, en donde el empleado puede utilizar o mejor dicho perder hasta el 80% de su jornada diaria en cuestiones que son aparentemente urgentes descuidando las verdaderas obligaciones.

Todo lo anterior puede ocasionar estrés laborar y mucha ansiedad tanto en el trabajador como en los clientes; es por ello, que se debe utilizar una aplicación que permita ayudar a organizar la información de la empresa, tal como es la workplaces que busca aglutinar las funciones en un solo espacio de trabajo, más allá de las redes de comunicación temáticas, donde los diferentes usuarios que tienen acceso trabajan en un proyecto que les une.

Finalmente, se debe dejar de ser esclavos del correo electrónico en búsqueda de ser más productivos sin asumir una mayor carga de trabajo.

 

Enlaces recomendados por el editor:

Aún no tienes una cuenta de correo electrónico?

Servicios populares de Internet: Netflix, Instagram, Facebook, WhatsApp


Información acerca de este artículo:

Artículo publicado en la página web: «Entrar» para más información y novedades acerca de los principales servicios de correo y también de los principales servicios de Internet puede seguir navegando en la presente página web.

Artículo escrito por Carolina L.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *